dimecres, 10 d’abril de 2013

Del coraje


Si mi fuerza reside en tu flaqueza
si no me atemorizan tus temores
y no huelo el peligro en tus olores
¿qué me impide asaltar tu fortaleza?

¿Qué me impide asaltar tu fortaleza?
que cuestiona el picar de mis tambores
y tambalea mi orden de valores
demorando el asalto que no empieza.

Serán acaso signos de un cobarde
que habita oculto entre tanta gallardía
y ante ella no claudica sino grita.

¿De qué me sirve pues mi valentía?
de corazón valiente que no arde
ante el débil que más me necesita.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada