dijous, 12 de juliol de 2012

Elección


Sentía el frío acero del fusil en sus manos
sentía la cálida madera de la culata en su hombro
sentía la suavidad del gatillo al acariciarlo
sentía el sudor que corría por su cuerpo
veía la infinitud más allá de los postes
veía su infancia perdida en ella
no oía las órdenes del jefe del pelotón
no oía sus gritos
escuchaba el silencio de sus compañeros
no veía a los hombres atados a los postes
sólo había postes
que le impedían ver más allá.

Ahora siente la cuerda que aprieta sus manos
siente el poste que aguanta sus flaquezas
siente la presión de la venda en sus ojos
siente que la tierra se abre bajo sus pies
no ve los cañones que le apuntan
no ve a sus antiguos compañeros
oye sus pensamientos
oye las órdenes del jefe del pelotón
pero no las escucha
ve las consecuencias de su elección
y su corazón palpita tranquilo
cuando las balas se alojan en él.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada